5 pasos para emprender en Alemania

Share This:

Durante el Foro sobre Integración en Alemania que se realizó en Heidelberg el pasado 14 de septiembre de 2018, los participantes llegaron a ciertas conclusiones acerca de los 5 pasos más importantes para emprender en Alemania. Karina Ausecha, quien en este evento participó como ponente y como moderadora de la mesa enfocada en emprendimiento en Alemania, nos informa al respecto.
Para emprender en Alemania – como en cualquier parte del mundo – necesitas, en resumen:
1. Conocer tu entorno y tu mercado objetivo
2. Aterrizar tu idea en un plan de negocios
3. Informarte sobre los requisitos que debes cumplir
4. Buscar apoyo de personas que te impulsen a cumplir tus objetivos
5. Prepararte mental y físicamente porque lo que se viene no es un camino de rosas…

Paso 1: Conocer tu entorno y tu mercado objetivo
Las mejores ideas de negocio llegan cuando logramos identificar un problema, una necesidad o un anhelo que tienen un grupo de personas, y que nosotros podemos solventar. La bombilla se prenderá si eres curioso, si te empapas de lo que ocurre en tu sector y si te interesas por conocer a las personas y el lugar donde vives.
Una recomendación especial: date tiempo para conocer la cultura alemana y aprender el idioma antes de emprender. Por lo menos en un nivel que te permita desenvolverte. Aunque tu negocio esté enfocado en un público hispano, finalmente tú y tu negocio están aquí. Hablar el idioma especialmente te permitirá: conocer mucho mejor cómo funciona el sistema alemán para los emprendedores; las ayudas que tenemos; y cómo puedes arrancar sin traspiés que te pueden costar tiempo y dinero.

Paso 2: Aterrizar tu idea en un plan de negocios

Las ideas se quedan en sueños cuando no las concretamos en planes con fechas.
Hay diferentes formas de hacer un plan de negocios.
Recomendación: empieza por plantearte las siguientes 3 preguntas:
1- Qué vas a vender: cuál será tu oferta (ese paquete de productos o servicios que ofrecerás); y qué la hace diferente de otras propuestas en el mercado.
2- A quién le quieres vender: cuál es ese grupo de personas que se beneficiarán de tu oferta. Y una pregunta extra ¿tendrían el deseo y el poder adquisitivo para comprarte?
3- Cómo vas a vender: cómo llegarás con tu producto / servicio hasta tus clientes y cómo lograrás que ellos opten por lo que ofreces.
A la hora de resolver estas preguntas tendrás que hacer un análisis de tu mercado. Esto te permitirá identificar cuáles son las fortalezas que tiene tu idea de negocio, las oportunidades que existen, pero también los riesgos que asumes.
De igual forma, tendrás que revisar:
-En qué debes invertir: materiales para producir esos productos o servicios; equipo de oficina; formaciones o capacitaciones; contratación de servicios; pago de impuestos y licencias; material de imagen corporativa etc.
– Con qué cuentas: oficina en casa; ahorros en el banco; orientación de amigos en temas que desconoces y que son importantes para tu negocio etc. Hacer este análisis te permitirá contar con un presupuesto base y saber si realmente puedes empezar ahora o si necesitas engrosar tu alcancía.
– Ten en cuenta que en Alemania existen algunas ayudas para emprendedores. Sin embargo, es importante partir con un presupuesto propio que te permita andar los primeros meses. La preparación es el primer paso y es importante no saltarse esta etapa, si realmente quieres que tu negocio despegue.
Paso 3: Informarte sobre los requisitos que debes cumplir
Registro de tu negocio: en Alemania puedes registrarte como profesional liberal (Freiberufler) o como empresa (Gewerbe). El registro dentro de cada categoría depende de la profesión que tienes y de la actividad que vas a realizar con tu negocio. Dentro de las profesiones liberales están, por ejemplo: en el área de la salud: médicos, odontólogos, veterinarios, especialistas.
Los trabajadores autónomos / miembros de profesiones libres (Freiberufler) deben hacer su registro ante el Finanzamt (Oficina de Hacienda). Además de darte tu número de impuestos (Steuernummer), decidirán si entras en esta categoría o no. Porque finalmente no solo les interesa tu profesión, sino el tipo de actividad que realizarás. Dentro de la categoría de empresa (Gewerbe) entran prácticamente las demás actividades que generan ingresos por cuenta propia: comerciantes, artesanos, productores de bienes y servicios etc. En este caso, las primeras entidades a contactar son la Cámara de Industria y Comercio (Industrie- und Handelskammer) o Cámara de Artesanos (Handwerkskammer).
Al ser trabajadores independientes debemos informarnos y conseguir (de ser el caso):
1- Seguro médico: es obligatorio.
2- Seguro de accidente: es voluntario.
3- Seguro de desempleo: es voluntario y la solicitud se hace en la Agencia Federal de Empleo (Arbeitsagentur). 4- Plan de pensiones: para algunas profesiones liberales es obligación pagar un plan en la caja de pensiones del Estado. Para otros autónomos es voluntario. Sin embargo, siempre es recomendable tener un plan de pensiones.
Paso 4: Buscar apoyo de personas que te impulsen a cumplir tus objetivos
A estas alturas te habrás dado cuenta que el camino del emprendedor no funciona en solitario. Por eso, es importante que además de tener el apoyo de tu familia, estés rodeado de personas que puedan orientarte e impulsarte en tu proceso.
Recomendaciones:
1- Pide ayuda de personas expertas en los temas que desconoces. Cuando necesites ayuda para avanzar en tu proyecto busca personas con experiencia. Muchas veces pretendemos hacerlo todo por nuestra cuenta; sin embargo, cuando no manejamos el tema podemos perder no solo tiempo sino dinero. Además, recuerda que ese gasto lo podrás incluir en la declaración de impuestos que hagas el año que viene. Así que no lo veas como un gasto innecesario, sino como una inversión para lograr que tu negocio despegue.
2- Busca redes de apoyo en el entorno online y offline
Hoy en día encontrarás en redes sociales como Facebook diversos grupos de emprendedores. Seguramente no encontrarás en todos la orientación o el apoyo que buscas. Sin embargo, estar en esa búsqueda te permitirá dar con emprendedores que están haciendo cosas geniales y de los cuales podrás aprender mucho.
Paso 5: Prepararte mental y físicamente
Nuestro negocio en un inicio es como un bebé recién nacido: depende completamente de nosotros. Y si nuestro cuerpo y mente no están en buenas condiciones, ese negocio no funcionará. Por eso, es importante que dentro de ese “plan de negocios” incluyamos también una rutina y nuevos hábitos que nos permitan avanzar en ese camino que elegimos.
Recomendaciones:
1-Dentro de tu rutina destina tiempo y espacio para cuidar de tu cuerpo. Esto incluye: hacer actividad física (cualquiera que te guste y te vaya bien); y alimentarte de forma balanceada (con los recursos que tengas a la mano y a tu gusto).
2- Dedica tiempo a leer, escuchar audios o ver videos que fomenten tu crecimiento profesional y personal.
Todo esto te ayudará a mantener el foco en lo importante, a nutrir tu mente y darte esa gasolina que necesitas cuando eres tu propio jefe.
Autor: Karina Ausecha – Kommunikationsberaterin- www.karinaausecha.com
Este texto fue traducido o revisado por / Text übersetzt oder lektoriert von Blasco Traducciones en Frankfurt (Westend) – http://www.blasco-traducciones.com/
Leer la revista actual de La Guia en PDF
Aktuelle Ausgabe der Zeitschrift La Guia als PDF lesen

Share This:

You may also like...

Deja un comentario