Proyecto de ley en Alemania para la exención del pago de alquileres por la crisis del coronavirus

Share This:

Información Actualizada al 25.03.2020

El Gobierno de Alemania está preparando una ley especial para aliviar a inquilinos del pago del alquiler durante la crisis del coronavirus y para protegerlos del desalojo.

¿Qué está previsto en el proyecto de ley para alquileres?

El Gobierno de Alemania ha presentado un proyecto de ley que aliviará principalmente a los inquilinos durante la crisis del coronavirus. La intención es darles un poco más de libertad en el pago del alquiler y evitar que los inquilinos o arrendatarios sean desalojados por falta de pago. Hasta ahora, la situación legal es que, si un inquilino no ha pagado dos meses de alquiler, el propietario puede rescindir el contrato sin previo aviso y desalojarlo. Si la nueva ley se aprueba antes de que empiece abril, como está previsto actualmente, entonces la rescisión y desalojo no será posible provisionalmente, al menos no para las deudas de alquiler que se acumulen entre abril y septiembre de este año. Después los propietarios tendrán que dar oportunidad a sus inquilinos de devolver esta deuda en un plazo de hasta dos años, en caso de necesidad.

¿Cuál es el objeto de la ley?

La moratoria tiene por objeto principal evitar la rescisión masiva de contratos de alquiler debido a la actual paralización de la actividad económica, inquilinos y empresas privadas ya no pueden pagar el alquiler de sus viviendas y locales comerciales.

La ley aún no ha sido aprobada. Sin embargo, el gabinete de ministros aprobó el proyecto de ley el lunes 23.03.2020 y debe ser aprobada por el Bundesrat (cámara alta del parlamento) en un procedimiento acelerado antes del 1 de abril para que entre en vigor para los alquileres y cuotas hipotecarias de abril.

¿Qué significa esto para inquilinos?

Para los inquilinos esto significa que si sus ingresos se pierden porque tuvieron que cerrar sus negocios debido al toque de queda o porque sus empresas les han ordenado el trabajo a jornada reducida (“Kurzarbeit” – llamado en Espana “ERTE” Expediente de Regulación Temporal de Empleo), entonces podrán suspender temporalmente sus pagos de alquiler. Esto se aplicará a partir del 1 de abril y provisionalmente hasta el 30 de septiembre. Si este período resulta ser demasiado corto porque la pandemia de la Corona no está aún bajo control hasta entonces, el Gobierno podrá extender el plazo hasta finales de julio de 2021. Esta vez sin necesidad de aprobación por el Bundestag.

Es importante resaltar que según el proyecto de ley, el deudor deberá demostrar que ha perdido realmente una gran parte de sus ingresos a causa de la crisis del coronavirus y que, por ende no puede hacer frente a sus pagos de alquiler. Por otra parte, los que simplemente no están dispuestos a pagar, aunque no tengan una pérdida significativa de ingresos, no están cubiertos por la exención. Además, la ley se aplicará a viviendas y locales comerciales, pero solo a aquellos contratos que se han celebrado antes del 8 de marzo de 2020.

¿Qué pasará con los alquileres no pagados?

Si los inquilinos suspenden ahora los pagos, tendrán que pagar el alquiler más tarde. Sin embargo, luego tienen un plazo de dos años para devolverlos. Esto significa que si se produce un atraso en el pago de un alquiler entre abril y septiembre de 2020 y los inquilinos siguen teniendo atrasado el pago de dos o más alquileres hasta septiembre de 2022, la protección contra el desalojo se extingue. Los propietarios podrán entonces rescindir el contrato. Además, la ley sólo se aplica a las deudas de alquiler que se acumulan realmente a partir de abril.

Este texto fue traducido o revisado por / Text übersetzt oder lektoriert von Blasco Traducciones en Frankfurt (Westend) – http://www.blasco-traducciones.com

Te puede interesar también:

Ayuda del Estado Federado de Hesse con motivo de la crisis del Coronavirus a partir de lunes 30.03.2020

Ver más información

You may also like...