¿Para qué trabajar si me queda tan poco a fin de mes? Elección de la categoría para casados.

Share This:

¿Para qué trabajar si me queda tan poco a fin de mes? Muchas mujeres casadas conocen esta frustración. Del salario bruto se transfiera a la cuenta casi solo la mitad. De una nómina de 2.600 €, por ejemplo, quedan quizás solo unos 1.400 €. Las elevadas deducciones en la categoría tributaria 5 son probablemente una de las razones por las que muchas esposas en Alemania optan por un “minijob”. En este “miniempleo” se pagan como máximo 450 euros al mes y solo el empleador cubre las cotizaciones a la seguridad social, aunque el trabajador no adquiere ningún derecho. Muchas esposas encuentran atractivos estos “miniempleos” porque si trabajaran más horas o incluso a tiempo completo, posiblemente recibirían una paga por hora más baja. ¡Esto se debe a las categorías tributarias en Alemania!

¿Qué es la categoría tributaria (Steuerklasse)?

Con la categoría tributaria, la agencia tributaria determina la cantidad de impuestos sobre la renta que se deducen de la nómina mensualmente (por adelantado) a lo largo del año. Con las categorías tributarias se otorgan y distribuyen diferentes mínimos no imponibles. Para los solteros solo hay una categoría posible (la 1), y para los padres solteros solo la categoría 2. Aquí no hay opción.

Elección de la categoría para casados

Los casados, en cambio, pueden elegir. El Estado les da un trato preferencial. Pueden elegir diferentes combinaciones de clases de impuestos en la oficina de impuestos. Se trata de las clases de impuestos 3, 4 y 5. Si usted se casa, la oficina de impuestos le da automáticamente la combinación 4 /4. Pero las parejas casadas también pueden combinar las clases de impuestos 3 y 5. Si el esposo, de altos ingresos, elige la categoría 3, entonces la esposa, con menos ingresos, recibe la categoría 5. El marido paga menos impuestos de los que debería debido a esta combinación y su sueldo “de bolsillo” es mayor. La esposa, por otro lado, paga muchos más impuestos de los que debería, por lo que recibe menos ingresos netos del sueldo bruto.

El mito del ahorro de impuestos

Los asesores fiscales predican todo el tiempo que el esposo debe elegir la categoría 3 y la esposa 5 para pagar menos impuestos. ¿Por qué es así? Simplemente por esto: El fisco concede a todos los trabajadores un mínimo no sujeto al pago de impuestos. Este llamado mínimo no imponible (9.168 euros en 2019) es totalmente deducible de los impuestos. Si la esposa tiene la categoría fiscal 5, no tendrá este mínimo no imponible. En su lugar, su mínimo no imponible se transfiere y añade al mínimo no imponible del esposo. El esposo puede desgravar entonces dos mínimos no imponibles, paga menos impuestos y recibe un sueldo neto más alto. Con la combinación 3/5, la esposa cede voluntariamente casi todas las ventajas fiscales al marido con ingresos más altos en la categoría 3. Es decir, la esposa “regala” al marido sus ventajas fiscales. Esto no importaría si ambos tuvieran caja común y cuenta. Pero las personas de menores ingresos están en desventaja si cada uno tiene su cuenta separada. Porque el que tiene la categoría 5 renuncia a una parte de sus ingresos a favor de la categoría 3.

La carga fiscal al final del año es la misma

Aunque los asesores fiscales repitan como un mantra «con la combinación 3/5 se paga menos impuestos” esto no es verdad. Con la combinación 3/5 solo se distribuye y se escalona en el tiempo de forma diferente la carga fiscal común. Una vez presentada la declaración anual, la agencia tributaria pone ambos ingresos en un fondo, deduce los ingresos no imponibles y gastos desgravables, los divide por dos y el impuesto sobre la renta se calcula sobre esta base. Con la combinación 3/5 el matrimonio no «ahorra» el pago de impuestos. El factor decisivo para el cálculo del impuesto son los ingresos conjuntos totales anuales obtenidos por ambos.

Para la esposa, la categoría de impuesto 4/4 es siempre la mejor opción.

Por lo general, los asesores fiscales sólo recomiendan la combinación de ambos en la categoría 4 a parejas cuando tienen ingresos similares. La categoría 4 es siempre la opción correcta para las esposas que trabajan, sin importar el nivel de ingresos. ¿Por qué? Porque con la categoría 4 cada uno recibe su sueldo una vez deducidos los ingresos mínimos no imponibles y pagan sus impuestos de acuerdo a sus ingresos sujetos a impuestos.

Otras de las (probables) razones por las que los asesores fiscales recomiendan la combinación 3/5 es que en este caso la presentación de la declaración fiscal para el contribuyente es obligatoria, mientras que en el caso de 4/4 por regla general no lo es. Es decir, lo hacen por propia conveniencia.

¿Qué debo hacer entonces?

Si usted como esposa desea asegurar su independencia financiera y sus propios derechos de pensión, de salud y de desempleo, entonces debe conocer las categorías tributarias y elegir la correcta. ¿Pero cómo?

Cuando usted se casa, el fisco le asigna automáticamente la categoría 4 a ambos esposos, pero los asesores fiscales todavía recomiendan cambiar a la combinación 3/5. El esposo paga los bajos impuestos y la esposa los altos. Continúe en la categoría 4/4. Para el cambio de la categoría 4/4 a 3/5 ambos tienen que estar de acuerdo y firmar la solicitud de cambio.

Ahora bien, si usted ya está en la categoría 5, puede cambiar su categoría, siempre hasta el 30 de noviembre de cada año, rellenando un simple formulario. No necesita un asesor fiscal para hacer el cambio. Puede hacerlo usted misma. Revise primer su nómina o la declaración de impuestos del año pasado para ver en qué categoría está actualmente. Si está en la categoría 5, hable con su esposo de un cambio de categoría a 4/4. Si bien para el cambio de 3/5 a 4/4 no es necesario el consentimiento del otro cónyuge, es mejor hacerlo de común acuerdo.

Este texto fue traducido o revisado por / Text übersetzt oder lektoriert von Blasco Traducciones en Frankfurt (Westend) – http://www.blasco-traducciones.com

You may also like...