Lo que te espera en una entrevista de trabajo

Share This:

¿Estás invitado a una entrevista de trabajo en Alemania? Con estos consejos para la preparación y el código de vestimenta te acercarás un poco más al trabajo de tus sueños.

Debes ser capaz de explicar exactamente por qué te interesas por esa empresa.

En Alemania, es habitual un apretón de manos con contacto visual.

Tú también puedes hacer preguntas que demuestren tu interés y te proporcionen información que necesitas.

La preparación

Antes de la entrevista, infórmate detalladamente sobre la empresa y el puesto al que te has presentado. Prepárate para responder preguntas acerca de tu currículum, tus cualificaciones y tu motivación. Debes ser capaz de explicar exactamente por qué te interesas por esa empresa. Si vienes de otro país, te pueden preguntar por qué quieres trabajar en Alemania y qué tan bueno es tu alemán.

Una buena preparación es el «elevator speech»: imagínate que durante un viaje en ascensor tienes una oportunidad única de convencer a un jefe de tu persona y tus calificaciones. Practica una breve y convincente presentación de un máximo de dos minutos.

La entrevista

A la entrevista debes llegar puntualmente y con aspecto cuidado. Ropa apropiada y seria: significa un traje, camisa y corbata para los hombres y un traje de pantalón o traje de negocios para las mujeres. Si, por ejemplo, te presentas en una empresa joven del sector creativo, también puedes ser más informal. Pero recuerda que el empresario quiere hacerse una idea también de cómo tratas a los clientes y a los interlocutores de negocios.

Por regla general, te darán la bienvenida el jefe del departamento y un empleado del departamento de personal. En Alemania, es común un apretón de manos con contacto visual. Importante: de acuerdo con la etiqueta de negocios, siempre das la mano primeramente a la persona de mayor rango.

Preguntas importantes y preguntas improcedentes

En la entrevista de trabajo probablemente te hagan preguntas para ver cómo reaccionas a situaciones inesperadas. Eso es normal. Improcedentes son preguntas sobre planificación familiar y estado civil, salud, confesión religiosa u opiniones políticas. Si igual se te pregunta, no es necesario que respondas con la verdad.

Una entrevista de trabajo no va en una sola dirección. Tú también puedes hacer preguntas que demuestren tu interés y te proporcionen información sobre la empresa, las probables tareas, las perspectivas de desarrollo y el salario.

El fin de la conversación

Da a tus interlocutores una resonancia positiva. Deben saber que te gustaría aceptar el trabajo.

QUELLE: www.deutschland.de/es

INFO: www.make-it-in-germany.com/es/

Este texto fue traducido o revisado por / Text übersetzt oder lektoriert von Blasco Traducciones en Frankfurt (Westend) – http://www.blasco-traducciones.com

You may also like...