Cómo emprender en Alemania

Share This:

El pasado 27 de abril se realizó en Frankfurt am Main una charla dirigida a inmigrantes de habla hispana sobre los aspectos a tener en cuenta en el momento de emprender en Alemania. Hemos hablado al respecto con Paula de Figueiredo, una de las consultoras de BCC Business Culture Consulting.

¿Quienes participaron en la charla y cuáles fueron las principales dudas planteadas?

El grupo de participantes fue muy variado y dinámico. Vinieron españoles y personas de Latinoamérica con diferentes dudas. ¡Incluso alemanes! Han venido con preguntas muy diferentes. Ejemplo: si pueden emprender con una visa de trabajo, cómo difundir su producto o servicio, cómo negociar un contrato con un alemán, cómo vender, cual es la forma jurídica más conveniente, etc.

¿Cuál era el objetivo de le charla?

Decidimos hacer esta charla para contarles a las personas que quieren emprender y quienes emprendieron en Alemania que, aparte de saber registrarse, en dónde, cómo y cuándo, etc. hace falta posicionarse y mantenerse en el mercado, entender cómo funciona la cultura alemana de negocios, cómo vender, comprar, hacer alianzas, trabajar en equipos multiculturales, contratar personal alemán, resolver conflictos en el trabajo, cómo hacer networking con empresas alemanas, fortalecer lazos comerciales, etc.

¿Cuáles son los problemas principales que tienen los inmigrantes al emprender?

El principal problema que vemos es que no hay organismos que apoyen a los migrantes desde su perspectiva teniendo en cuenta la diferencia intercultural. Hay muchas personas que te dicen “esto es lo que hay que hacer”, pero no dicen cómo. Todo esto sumado a las dificultades que tienen todas las personas en el mundo a nivel general en el momento de emprender. Es decir, que nosotros los migrantes tenemos un plus de dificultad.

¿Por eso nació el proyecto de asesoramiento a inmigrantes?

Cuando hace algunos años, en 2013, nosotras empezamos a emprender, nos encontramos que todo el asesoramiento que existía estaba diseñado desde punto de vista alemán. Es decir, no se entendían las diferencias que existen a nivel cultural y estructural al ser nosotras inmigrantes. Daban por sentado ciertos estándares que los alemanes ya aprenden en la escuela, pero nosotros, los migrantes, no. Detectamos que los migrantes, aunque emprendan con más frecuencia que los propios alemanes, tienen una alta tasa de insolvencia y de empresas de corta vida. Y observamos que sus clientes eran mayoritariamente de su grupo cultural. Entonces pensamos: ¿por qué pasa esto? Y constatamos que ellos hablaban el idioma alemán muy bien y que no era esa la razón por la cual no lograban expandir su negocio hacia la comunidad alemana nativa. Luego de hablar con diferentes personas entendimos que la clave era que no sabían cómo dirigirse a un alemán teniendo en cuenta el componente cultural.

¿Cuáles son las diferencias?

Para llegar a un cliente alemán hay que tener en cuenta ciertos códigos a la hora de hacer negocios, como por ejemplo la forma de comunicación, la información que se brinda, los plazos, etc… Otra peculiaridad es que el extranjero hace poca utilización de la consultoría brindada por organismos estatales y desconoce los fondos públicos de ayuda a emprendedores. Lamentablemente toda la información ofrecida es muy compleja y muchas veces escrita solo en alemán, lo que dificulta su comprensión. En muchos otros países la estructura no es como en Alemania. Tan son con el simple registro de la empresa uno se siente perdido. Los migrantes que logran registrar su empresa cumpliendo todos los requisitos legales y formales luego tienen que posicionarse y consolidarse en el mercado. Si alcanzan el tercer año (donde el porcentaje de fracaso es del 30% entre empresas extranjeras), es muy probable que tengan éxito. Pero todo es una tarea ardua y dura.

¿Como responden ustedes a estas demandas espaciales?

Respondemos con servicios de coaching, aumento de la motivación y mejora de la productividad. Parece algo tan simple, ¿no? En estos últimos años, asesorando empresas hemos notado que un excelente plan sin mentoring tiene pocas probabilidades de éxito. Las empresas son personas y ellos precisan que los acompañes en todo momento; cosas simples se convierten en grandes problemas y se necesita un equipo multidisciplinario para lograr que las empresas superen el segundo año.

¿De qué modo frecen estos servicios?

Por ejemplo, con la Incubadora “Emprender en Alemania”, que comienza en junio de 2019. El objetivo de esta iniciativa es que las empresas que se registren desarrollen su idea de negocio, la implementen y suban claramente el porcentaje de éxito de permanecer y crecer en el mercado. La Incubadora se hará en español y de forma grupal para que sea accesible.

_________________________________________________

BCC Business Culture Consulting

BCC Business Culture Consulting está formado por Adriana Castillo y Paula de Figueiredo, de Argentina y Karla López, de Perú. Adriana y Paula son profesionales con un amplio know-how en el desarrollo de negocios internacionales. Karla es coach PNL para emprendedores y psicóloga experta en comportamiento. Las tres han realizado su formacion profesional tanto en sus propios paises de origen como también en Alemania, y han trabajado en varios países, en grandes empresas y son emprendedoras desde hace varios años.

INFO:
Inscripción para la Incubadora “Emprender en Alemania”
Email: emprenderenalemania@gmail.com o en Facebook: “Emprender en Alemania”.

Este texto fue traducido o revisado por / Text übersetzt oder lektoriert von Blasco Traducciones en Frankfurt (Westend) – http://www.blasco-traducciones.com

You may also like...