El intestino: el segundo cerebro

K.2 Gesundheit Funktionsstörungen des Magens___web2

Share This:

Culminamos esta serie con detalles no comunes, pero importantes del intestino.

El intestino delgado se presenta en forma de asas intestinales tiene entre 5 – 6 metros de longitud. Visto al microscopio presenta una estructura de múltiples vellosidades que aumentan su superficie de absorción.
Las contracciones peristálticas, hacen que el intestino en condiciones normales se limpie él mismo.

“Cada individuo alberga unos 100 billones de bacterias en sus intestinos”

El paso del intestino delgado al intestino grueso ocurre en una región denominada Ciego, que está por encima de donde se encuentra el apéndice. La ubicación estratégica del apéndice hace que no se le implique en la digestión, pero lo suficientemente cerca para observar los microbios extraños. El apéndice está compuesto de tejido inmunitario.

Cada individuo alberga unos 100 billones de bacterias de unas casi 400 especies distintas. La concentración de ellas va creciendo a lo largo del intestino delgado, desde unos 10⁴ en el duodeno a unos 10⁷ en el íleon terminal. En el colon es de 10¹².
El intestino grueso alberga las comunidades bacterianas que se encargan de descomponer los residuos de la dieta no digeribles.
La flora bacteriana se adquiere con el nacimiento. Primero colonizan los géneros aeróbicos y luego los anaeróbicos. La flora de un individuo queda establecida a los 2 años de edad y suele ser estable durante toda la vida. El uso de antibióticos, laxantes por ejemplo alteran la flora intestinal. Cuando se regula la flora gracias a la acción de probióticos, prevalece el bienestar psicológico.
Existen diferencias con respecto a la colonización inicial, el recién nacido adquiere la flora de su entorno inmediato, así, existen diferencias entre los bebés nacido por cesárea y bebés nacidos por parto natural vaginal, entre bebés nacidos en países en desarrollo y los nacidos en países industrializados, si el bebé fue alimentado con leches artificiales o con leche materna.

Hay 200 millones de células nerviosas en el tracto intestinal, el cerebro intestinal (o segundo cerebro). Este cerebro intestinal se hace cargo del comando después de tragar. Incluso si quisiéramos, no podríamos controlar la digestión. Ambos cerebros se comunican a través del eje llamado cerebro-intestinal. Sin embargo, la mayor parte de la información fluye de manera subliminal, así que no nos enteramos de ello. Por cierto, el cerebro intestinal tiene que decir al cerebro más que a la inversa, en torno al 90% de toda la información va de abajo hacia arriba.
Cerebro intestinal y el cerebro usan el mismo lenguaje: Todos los neurotransmisores que se producen en la cabeza, también están el cerebro intestinal: la dopamina, ácido aminobutírico y serotonina.
El intestino registra emociones: como si fuese un pequeño cerebro. Se comporta como un “órgano sensorial”. El cerebro interpretará la información que le envía el intestino de acuerdo a nuestro estado de ánimo y a nuestro entorno. Por ejemplo, una persona con intestino irritable sufrirá ansiedad anticipatoria, cuando una situación potencialmente amenazante para ella, como puede ser una cita con el dentista, una conferencia con el jefe, un evento social, etc. se avecina. El solo hecho de pensar en ello, incluso horas antes, le activará las mismas áreas cerebrales de alerta que se activan en una crisis de pánico.
La investigación sobre la importancia del cerebro intestinal está todavía empezando. Una cosa es cierta: Nuestro vientre es algo más que un órgano digestivo – él podría ser la puerta de acceso a nuestra cabeza pensante.

No se recomienda ni autodiagnóstico, ni automedicación. Deje el tratamiento en manos de su especialista
.


María del Carmen Borja: ist Heilpraktikerin – Energie – Informationsmedizin – Entgiftung – NES-Therapeutin –miHealth Anwenderin und führt eine Naturheilpraxis in Frankfurt. Info: http://naturheilpraxis-frankfurt-borja.de/

____________________________________


Este texto fue traducido o revisado por Blasco Traducciones en Frankfurt – http://www.blasco-traducciones.com/


Leer artículo Descargar la revista en PDF
__________________

You may also like...